Ya estamos de lleno en el mes de Septiembre y si eres como yo, para ti también será el principio de una nueva etapa, en realidad el comienzo del nuevo año, aunque para el real todavía queden 3 meses. Es en Septiembre cuando nos solemos plantear el rumbo de la próxima etapa que viene y los objetivos y metas que queremos cumplir en la misma.

En este post te comentaré de qué manera he planificado todo o casi todo el año y temporada que nos entra de una manera distinta y estratégica, a la vez que creativa y “soñadora”.  Sinceramente, este ha sido un gran punto débil que he querido trabajar ya que, mi planificación siempre ha brillado por su ausencia y ahora que tengo muchísimas metas que lograr, ha resultado completamente necesario el establecimiento de un plan de acción totalmente planificado. Gracias a una  Coach y amiga que me ha ayudado e inspirado a realizar esta tarea me ha resultado muy fácil y placentero.

Como Coach uno de mis trabajos más placenteros es el cumplimiento de sueños transformados en objetivos y el primer paso para realizar esa transformación es el establecimiento de una fecha.

La diferencia entre un sueño  y una meta es una fecha

 

Establecer unas fechas, aunque sean aproximadas y puedan ser modificadas te dará un margen de acción y planificación para dar el siguiente paso. Por tanto, no lo pienses más y ponle fecha a aquello que deseas, establece un día concreto para conseguir aquello que llevas tiempo queriendo hacer o una fecha límite para haberlo conseguido. En mi caso, ha sido este último caso el que más me ha ayudado a establecer un plan de acción concreto y realista.

Del establecimiento de objetivos ya hablé hace casi un año en los siguientes post:

En este ratito quiero relatarte como establecer un plan de acción para el cumplimiento de esos objetivos.

Han sido muchas veces las que me he embarcado en la tarea de establecimientos de pasos a dar, camino a recorrer o la creación de planes de acción, ya sea por trabajo propio o acompañando a mis clientes a que establezcan el suyo propio. La mejor manera que he encontrado, además de ser la más divertida y eficaz ha sido tomar prestado el DeLorean de Regreso al Futuro. Le tengo especial cariño a esta dinámica ya que fue la primera que aprendí cuando me inicié en el mundo del Coaching.

Como podrás predecir, está dinámica consiste en viajar al futuro, hacer un viaje a aquel momento en que hayas conseguido lo que quieres, a la fecha que previamente te has marcado, estar allí, visualizar todo lo que has logrado, sentir que ya lo tienes y ya lo has conseguido y, a partir de ahí, cuando todavía estés en esa fecha futura, tomar conciencia de todos los pasos que has dado, y cuando los has dado para llegar hasta allí.

En el caso de sesiones, se realiza a través de una conversación, si lo haces individualmente, toma boli y papel y, como si le estuvieras contando a alguien por carta todos los pasos que diste, escribe todo lo que has hecho, cuando lo has hecho, la ayuda que has necesitado, en definitiva, todos los detalles de tu camino.

Por ejemplo:

  1. El día 14 de Febrero de 2016 lanzaré  mi programa y curso especializado en Dependencia Emocional e Inteligencia Emocional en la Pareja.
  2. Viaje el futuro:
  •    Visualizo ese día: como estaré, que veré, con quién estaré, que emociones y sensaciones experimentaré. Veo, escucho y siento todo mi entorno y me traslado al día 14 de Febrero de 2016.
  • Ya estoy allí, lo he conseguido, dejo que las sensaciones se apoderen de mi y me quedo allí un buen rato, disfrutando de mi objetivo conseguido, disfrutando del placer de los resultados de un trabajo bien hecho.
  • Tomo conciencia de todos los pasos que me han llevado hasta allí:
  1. El 1 de Septiembre del 2015 le puse una fecha límite para cumplir mi objetivo, fue por un post que leí…
  2. Tras el establecimiento de la fecha, me coordiné todo el calendario desde Agosto hasta Febrero e hice una previsión acerca del tiempo que me llevaría realizar y montar el contenido del curso. En base a experiencias anteriores, puede prever que tardaría sobre mes y medio en montar el curso, y por ello establecí en mi calendario que comenzaría a montar el curso a principios de Enero.
  3. He tenido muchos más planes y objetivos que cumplir, por ello he planificado todos las metas que pretendo conseguir sobre esa misma fecha las he coordinado todas ellas.
  4. Desde Septiembre hasta Enero he estado recopilando información acerca de las parejas, la inteligencia emocional y la dependencia emocional, he estado leyendo e informándome sobre el tema.
  5. En Enero comencé a montar la estructura del curso, lo que me llevo un par de días. Tras montar la estructura y con todo el contenido y la información que fui recogiendo en los meses atrás he ido haciendo los borradores y a principios de Febrero fui montando el definitivo.
  6. A finales de Enero, cuando ya sabia la estructura y el contenido, hice el programa informativo y la publicidad y ha principios de Febrero lancé campañas promocionales a través de Facebook, Red de Contactos, E-mails y Web.
  7. Y hoy, 14 de Febrero, estoy lanzando mi programa de “Inteligencia Emocional en la pareja y Dependencia Emocional”.

Ya estoy contigo de nuevo en Agosto de 2015, como ves este recorrido ha sido específicamente para coordinar en el tiempo las distintas acciones, luego puedes concretar las “subacciones” que realizaste. Esta es una manera realista, motivadora y retadora de establecer planes de acción ya que te sitúas como si ya lo hubieras conseguido y, recuerdo que LO QUE CREAS SERÁ LO QUE CREARÁS.

Cada mes nuevos contenidos en nuestra revista AcciónaTe

Tendrás más artículos como este cada mes con tu ejemplar de la revista digital GRATUITA. Los mejores artículos sobre psicología, coaching, educación y mucho más.

Consentimiento

A partir de ahora te enviaremos todos los meses la revista por email, que la disfrutes!

Pin It on Pinterest

Share This